31 dic. 2014

Adiós, 2014

Soy fiel creyente de que la mejor manera de aprender es arriesgarse, enfrentar nuevas situaciones, que si bien no representan un reto, de nada sirven. Sin duda, esto define por completo mi 2014, año en el que a pesar de una crítica situación que enfrenta Venezuela, supimos escalar más alto y superar cualquier obstáculo que se nos cruzara en el camino.

He de decir que fue el año más productivo de toda mi vida: aprendí a abrirme a ideas frescas, emprendí nuevos proyectos, conocí personas sumamente valiosas, establecí lazos inquebrantables con los ya conocidos, y descubrí que el buen trabajo se construye con bases sólidas, que nada viene por default. Asimismo, todo esto se reflejó en la creación de Catch The Walker, nuevo espacio en el que me planteé nuevos propósitos para llevar a cabo.

Estoy muy agradecido con todas las personas que hicieron funcionar este año para mí, y convertirlo en algo más allá de una simple experiencia: una travesía inolvidable.

¡Gracias por siempre apoyarme! Nos vemos en el 2015.

LATERS!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario